Skip to main content
Los 60 mejores consejos que te harán un experto viajero

Los 60 mejores consejos que te harán un experto viajero

 

Volverse un experto viajero es un proceso de prueba y error, buses perdidos, comportamientos  inadecuados, diferencias culturales e incontables errores que vamos  cometiendo en  el camino. Hasta que llega ese día donde te integras a las nuevas culturas como un pez en el agua.

 

Para hacerte ganar tiempo en este proceso y ayudarte a evitar los errores que cometí, te traigo la lista de los 61 trucos de viaje para que puedas alcanzar el potencial completo de un ninja viajero.

 

 Siempre empaca una toalla

 

Es la principal clave de la guía del viajero intergaláctico y mucho de sentido común. Nunca se sabe cuándo podrías necesitar una, sea en la playa, un picnic o simplemente para secarse.

 

Compra un bolso o mochila pequeña

 

Te forzará a empacar ligero y así evitar que lleves muchas cosas encima.

 

Empaca ligero

 

Esta bien que lleves la misma remera por algunos días de seguido. Lleva la mitad de ropa que necesitarás, no vas a necesitar el resto.

 

Pero lleva medias extra

 

De seguro se te extraviará alguna en la lavandería así que empacar un par extra puede resultar práctico.

 

Lleva una tarjeta de crédito extra contigo

 

Los desastres ocurren, por lo que es buena idea contar con una tarjeta de crédito de respaldo por si pierdes tu billetera o te la roban. No querrás estar en un lugar extraño sin poder tener acceso a tus fondos.

 

Consulta con el banco las tarifas de extracción en el extanjero

 

Siempre es importante conocer cuánto te cobrará el banco por cada transacción o extracción de dinero del cajero automático.  Esta información te ayudará a decidir si te conviene sacar el dinero que necesitarás de una sola vez.

 

Viaja solo al menos una vez

 

Aprenderás mucho sobre ti mismo y cómo volverte independiente. Suena a cliché pero es verdad. Viajar solo me enseñó a valerme por mí mismo, hablar con la gente y manejar situaciones desconocidas con facilidad.

 

No tengas miedo de usar un mapa

 

Verse como un turista no es tan malo como perderte y terminar en un vecindario peligroso.

 

Pero tampoco tengas miedo de perderte

 

Vagar sin un destino fijo en una ciudad es una buena  forma de conocerla. Te sorprenderá las gemas escondidas que lograrás encontrar.

 

Siempre visita la oficina local de turismo

 

Ellos conocen exactamente todo lo que ocurre en el pueblo. Pueden guiarte a actividades gratuitas, eventos especiales que ocurran durante tu estadía y mucho más. Usa este recurso.

 

En vuelos internacionales, elige el asiento de la ventana de manera a que puedas recostar la cabeza contra el mamparo.

 

También reserva el asiento más cercano a la puerta de salida, así puedes ganarle a todos en la fila de control de pasaportes.

 

No compres una riñonera

 

Los ladrones las reconocen a la distancia y ser vistos con una básicamente sería como gritar “¡Oigan todos, soy un turista con dinero, vengan llévense todo!

 

Cuando salgas, llévate solo lo necesario

 

Limita la cantidad de dinero y tarjetas de crédito que llevas contigo de forma a que si ocurre algo te puedas recuperar sin mayor problema.

 

Siempre lleva un candado

 

Son bastante útiles, especialmente cuando te hospedas en hostales y necesitas cerrar con llave tus cosas.

 

Realiza copias de tu pasaporte y documentos importantes

 

Guarda estas copias en Dropbox, Box o simplemente envíalos a una cuenta de correo electrónico que tengas acceso a través de la web.

 

Mira a ambos lados antes de cruzar la calle

 

Especialmente en los países que circulan por un carril diferente al que estás acostumbrado.

 

Consulta al personal del hostal, inclusive si no estás hospedado allí

 

Todos los días están en contacto con viajeros con presupuesto limitado. Saben exactamente donde ir para comer barato.

 

Aprende algunas frases básicas en la lengua nativa del país que planeas visitar

 

Los locales lo van a apreciar y te será más fácil interactuar con ellos.

 

Lee un libro de historia

 

No podrás entender el presente de un lugar si no sabes absolutamente nada de su pasado. Lee acerca del destino que piensas visitar.

 

No te avergüences de visitar un Starbucks

 

A veces estar en un lugar familiar te reconforta cuando estás lejos de casa.

 

Pero si debes avergonzarte de entrar a un McDonald’s

 

Hablo enserio, prueba la comida local y no esa cosa poco saludable.

 

Busca aeropuertos alternativos

 

Cuando tengas que reservar un vuelo, a veces es mejor elegir un aeropuerto cercano a donde quieras ir y tomar un tren o bus hasta tu destino final.

 

En las filas de control de seguridad, siempre ponte detrás de los viajeros de negocios

 

Se mueven rápido y por lo general están acostumbrados a viajar.

 

Evita ponerte detrás de las familias

 

Se toman mucho tiempo, pero no es culpa de ellos, tienen que llevar muchas cosas.

 

Cuando hagas el checkin en un hotel, no temas preguntar por una mejora (upgrade)

 

Los hoteles tienen mucha flexibilidad, preguntar no le hará daño a nadie.

 

Las bibliotecas, Starbucks y la mayoría de cafeterías tienen acceso Wi-Fi gratuito

 

Es bueno saberlo en caso que el Wi-Fi donde te estás hospedando no sea gratis.

 

La hora de almuerzo es el mejor momento para visitar sitios históricos

 

La  mayoría sale a comer y el lugar queda menos abarrotado.

 

Nunca comas cerca de un área o atracción turística

 

Cómo regla general, camina cinco cuadras en cualquier dirección antes de buscar un lugar donde comer.

 

Los lugareños no salen a cenar todos los días, tampoco deberías tú

 

Ve de compras al supermercado, aprenderás mucho sobre la dieta de los lugareños al ver el tipo de comida que compran.

 

Come en restaurantes caros a la hora del  almuerzo

 

Ofrecen almuerzos a precios especiales, lo mismo que en la cena pero a mitad de precio.

 

Empaca una linterna

 

Te permitirá ver en la oscuridad y ayudará a evitar que pises tus cosas. En algunos lugares los cortes de energía eléctrica son una constante.

 

Lleva un pequeño kit de primeros auxilios

 

Nunca se sabe a que puedes ser alérgico o un dolor de cabeza por resaca.

 

Reserva tus vuelos de 3 a 5 meses de anticipación para obtener los mejores precios

 

Pero tampoco te vuelvas loco intentando obtener el mejor precio de todos. Tomarte 5 horas para obtener $10 de descuento no vale la pena tanto stress.

 

Hospédate en hostales

 

Son baratos y conocerás mucha gente. Los bares en los hostales suelen ser muy baratos.

 

Utiliza los sitios de hospitalidad y comunidad de viajeros

 

Te ayudarán a conocer mejor sobre tu destino.

 

Se abierto a los extraños

 

No todo el mundo muerde. Puede que formes una amistad duradera.

 

Pero mantente siempre alerta

 

Algunos si muerden, así que mantén la guardia a cualquier comportamiento sospechoso.

 

Prueba comidas nuevas

 

No preguntes que contiene (a menos que seas alérgico claro) prueba y ve si te gusta o no. Si estás a la defensiva puede que te pierdas algo delicioso de la cocina local.

 

Evita los taxis

 

Pueden llegar a quebrar tu presupuesto.

Lleva una botella de agua vacía en tu equipaje, llénala una vez que pases los controles de seguridad.

 

Realiza recorridos a pie gratuitos

 

A parte de ser gratis, estos recorridos te ayudarán a orientarte y conocer los antecedentes de la ciudad que visitas.

 

Adquiere admisiones combinadas

 

Si piensas visitar varios museos o atracciones, sitios como Citypass ofrecen admisiones combinadas con hasta 50% de descuento. Muchas veces incluyen el traslado gratuito en el precio.

 

Toma fotos de tu equipaje y ropa

 

Si se pierde tu equipaje, esto ayudará a identificarlo más rápido o agilizará el proceso del seguro de viajero con el reembolso.

 

Lleva efectivo de emergencia

 

Porque las emergencias ocurren, es de sabios llevar un poco de cambio para el bus o el hostal cuando un cajero automático no está disponible en los alrededores.

 

Compra buenos zapatos

 

Caminas mucho cuando viajas así que no escatimes en gastos a la hora de comprarte zapatos. Tus pies te agradecerán.

 

Ponte al día con las vacunas

 

Porque caer preso de una enfermedad en un país extranjero no es nada simpático.

 

Aprende a regatear

 

Aparte de servirte en el arte de la negociación, regatear te servirá para obtener mejores precios. En varias culturas forma parte cotidiana del comercio.

 

Utiliza tus puntos y millas para viajar gratis

 

Revisa cada tanto las millas obtenidas e infórmate sobre los requerimientos para canjearlas por viajes gratis.

 

Lleva siempre una chaqueta

 

Las noches  se pueden volver muy frescas o el aire acondicionado muy bajo en el avión o bus.

 

Come comida de la calle

 

Si te saltas la comida callejera te estás perdiendo la cultura. No tengas miedo, si te preocupa tu salud fíjate si hay niños comiendo. Si es bueno para ellos será bueno para ti.

 

Obtén un seguro de viajero

 

Si algo sale mal, no querrás gastar cientos de dólares en resolverlo. Un seguro de viajero es lo más importante que puedes adquirir que nunca querrás tenerlo que usar. Consulta con tu banco si la tarjeta que tienes no te ofrece un seguro de viajero internacional.

 

Se paciente

 

Las cosas terminarán por resolverse de una manera u otra. No es necesario apurarse. Disfruta tanto el trayecto del viaje como el destino en  sí.

 

Se respetuoso

 

Los lugareños estarán dispuestos a ayudarte, pero capaz exista una barrera idiomática, así que ten paciencia cuando las cosas no salen como esperas. Sino te verán como el típico turista idiota.

 

No planifiques de más tus viajes

 

Deja que los días se vayan desenvolviendo naturalmente. Organiza dos o tres actividades y llena el resto del día con cosas improvisadas. Es menos estresante y dejar que las cosas salgan solas es parte de disfrutar el viaje.

 

Relájate

 

Revisa de nuevo Se paciente.

 

Se ahorrador pero no miserable

 

Busca ofertas y no gastes tu dinero en cualquier cosa, pero perderte experiencias o caminar 10 kilómetros para ahorrarte un par de dólares no vale la pena. Recuerda que el tiempo también es dinero así que gasta ambos de forma inteligente.

 

Lleva un par de tapones para el oído

 

Gente que ronca hay en todas partes y tu tienes que dormir.

 

Utiliza la búsqueda en modo incógnito de tu navegador

 

Si vas a buscar vuelos, el modo incógnito del navegador puede ser de ayuda para ocultar tu historial y cookies, de esta forma evitarás que te suban los precios.

 

Siempre ten un cargador USB

 

Las baterías se agotan. Tu humor no lo debería.

 

Toma fotos de la gente y con la gente

 

Muchas fotos. Cuando pasen los años, querrás recordar los lugares y la gente que hizo de este día memorable.

 

Y finalmente, ponte protector solar

 

Sufrir de insolación no solo puede hacerte pasar un mal rato sino que puede que pierdas el día reposando.

 

 

 


 

Comparte esta información en: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on RedditEmail to someone

Comentarios

comentarios

Osvaldo Fernández

Osvaldo Fernández

Entusiasta de la tecnología y la ciencia, apasionado de los viajes, las culturas, siempre en búsqueda de nuevas experiencias. Me podrás ver andando en bici o corriendo por alguna calle.

Deja un comentario