Skip to main content
Seis datos que curarán tu miedo a volar

Seis datos que curarán tu miedo a volar

Comparte esta información en: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on RedditEmail to someone

 

La mayoría de los miedos se producen porque no entendemos y para esas situaciones el conocimiento realmente es poder. Si con sólo pensar en volar en un avión te pone nervioso y te hace sudar frío, estos datos sobre la seguridad en el vuelo serán tu medicina.

 

avion-volando

 

El avión es el medio de transporte masivo más seguro

 

Capaz alguien en algún momento te haya dicho que morir en un accidente de tránsito es mucho más probable que en un accidente de avión. Bueno, la verdad es que esto es cierto. Según David Ropeik, un instructor de riesgos de la Universidad de Harvard, las probabilidades de morir en un accidente de tránsito es de uno en 5.000 mientras que en un accidente de avión es de uno en 11.000.000. De hecho es más fácil que te caiga un rayo con una probabilidad de uno en 13.000 durante lo que dure tu vida.

 

Los accidentes fatales ocurren por supuesto, pero los medios de comunicación le prestan tanta atención que empiezas a pensar que ocurren todo el tiempo. Entre 1982 y 2010, en los Estados Unidos murieron 3.288 personas por causas relacionadas con una aeronave. En promedio son unas 110 personas por año y estos números incluyen aviones privados y accidentes no relacionados con estrellamientos, sumados a los viajes comerciales. Los vuelos cada vez se vuelven más seguros, Julie O’Donnell, vocera de Boeing, explica que un accidente fatal ocurrió alguna cada 200.000 vuelos en los años 50 y 60. Hoy, los accidentes fatales ocurren una vez cada dos millones de vuelos.

 

También es importante entender que la mayoría de los incidentes de aviación no son fatales. Los aviones pierden altitud, derrapan fuera de la pista o soportan turbulencias extremas sin que haya heridos. Inclusive si tu avión se involucra en algún tipo de accidente, existe una buena chance de sobrevivir. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte estima que existe un 95% de chances de sobrevivir basados en los estudios de accidentes con aviones comerciales en el pasado.

 

Y si estás pensando “Claro, pero que hay del terrorismo?”, también es muy poco probable. Nate Silver de FiveThirtyEight estudió los números obtenidos de la Oficina de Estadísticas del Transporte y encontró que existe cerca de un incidente terrorista por cada 16.553.385 despegues. Es más probable que te muerda un tiburón. Podrás decir “No tengo miedo a volar sino a estrellarme”, pero yo en tu lugar estaría más temeroso de no poder conocer el mundo.

 

motor-de-avion

 

Los aviones comerciales pasan por rigurosas pruebas antes de ser vendidos a las aerolíneas

 

Las empresas de automóviles muestran que tan seguros son sus vehículos mostrando pruebas de impacto en sus comerciales, pero nunca te muestran las rigurosas pruebas hechas a los aviones a menos que busques. Tal vez si lo hicieras te sentirías más seguro. Los aviones pasan por una gran cantidad de pruebas antes siquiera de dejar tierra y mucho más luego de esto. Puedes ver algunos videos en el Canal de YouTube de Business Insider.

 

  • Prueba de flexibilidad de alas: Las alas del avión son dobladas en diferentes ángulos, a veces hasta 90 grados y eventualmente hasta que se quiebren. Esto sirve para encontrar el punto de quiebre, para esto se requiere de una fuerza mucho mayor de lo que un avión soportaría en un vuelo normal. Las alas son muy fuertes y están diseñadas para doblarse y rebotar.

 

  • Prueba de ingestión: Esto involucra dos pruebas por separado. La primera prueba es el choque de aves, donde pollos muertos son disparados a los motores para simular el choque con un ave en pleno vuelo. Los parabrisas también son probados. La segunda prueba sirve para probar la absorción de agua, donde el avión aterriza en la pista cubierta de agua simulando una fuerte lluvia. Esto sirve para asegurar que toda esa cantidad de agua no llega a los motores.

 

  • Pruebas de altitud y temperatura: Los aviones son operados y volados en temperaturas de calor y frío extremos para asegurarse de que los motores, materiales y el sistema funciona correctamente bajo cualquier condición.

 

  • Pruebas de velocidad mínima: Un piloto de pruebas arrastra la cola del avión a lo largo de la pista para determinar la velocidad mínima absoluta necesaria para despegar.

 

  • Prueba de frenos: El avión es cargado a su máxima capacidad de carga y equipado con pastillas de freno gastadas. El avión es acelerado hasta la velocidad de despegue antes de activar los frenos para que se detenga completamente.

 

Los aviones además son probados para otras emergencias, como ser alcanzado por un rayo o escenarios con poco combustible. Esto te debería dar una idea de cuan importante es la seguridad para los fabricantes de aviones. Si existe algo que pudiera ocurrirle a los aviones, probablemente existe una prueba para ello. Quieren que el avión sea tan seguro de volar como cualquiera. De no serlo nadie lo querría comprarlos.

 

mascaras-de-oxigeno

 

Las máscaras de oxígeno funcionan aunque no lo parezca

 

Existe por ahí un mito rondando que sugiere que las máscaras de emergencia en los aviones no sirven para nada porque no están conectados a tanques de oxígeno. No porque estas bolsas no se llenen con nada no significa que no estén funcionando. Pasan un montón de cosas que no puedes ver.

 

Las máscaras de oxígeno son expulsadas cuando exista una pérdida de presión en la cabina. Si no te colocas la máscara, puedes perder la conciencia pasados los 15 segundos debido a la falta de oxígeno. Es por eso que te instruyen a ponerte la máscara primero antes de preocuparte por los otros. El oxígeno que estas máscaras proveen viene de un suministro central.

 

La forma en la que se provee oxígeno es simple química. Cuando te colocas la máscara sobre la cara, un mecanismo de resortes inicia una reacción química que genera oxígeno dentro del mismo mecanismo de la máscara. Es por esto que es importante tirar de la máscara como sugieren en las demostraciones de procedimiento de emergencia en cada vuelo. Las bolsas en las máscaras actúan como un reservorio de oxígeno y aunque no se inflen como un globo, evitan que el oxígeno se escape. Parecería que no estás recibiendo suficiente oxígeno, pero es bastante como para que el piloto realice una maniobra de descenso hasta una altura más respirable.

 

un-solo-motor

 

 Los aviones comerciales pueden volar con un solo motor y aterrizar con ninguno

 

Parecería ser que los motores son las únicas cosas que mantienen al avión en el aire, pero son apenas una parte de la ecuación. Estos proveen empuje, muy importante, pero el avión puede volar tranquilamente si uno de ellos se apaga. Todos los vuelos comerciales están diseñados para operar perfectamente bien con un solo motor.

 

¿Pero que pasa si todos los motores se apagan? Una sola palabra: planear. Como explica el piloto Lim Khoy Hing en su blog, un avión sin motores aún puede planear y aterrizar de forma segura:

 

… todos los aviones pueden planear y aterrizar de forma segura pero el grado de distancia de vuelo varía. Los planeadores pueden mantenerse en el aire por largos periodos de tiempo. Los aviones de un solo motor pueden encontrarse con una falla de motor y también planear una distancia notable para ejecutar un aterrizaje seguro en caso de contar con altura.

 

El piloto comercial Tim Morgan, explica en Quora que los aviones mantienen una velocidad hacia adelante gracias al momento y la gravedad, lo suficiente como para generar sustentación y no caer del cielo. Los aviones con los motores descompuestos funcionan de la misma manera que un planeador viajando grandes distancias para realizar un aterrizaje “deadstick“.

 

De todas formas no me preocuparia tanto porque esto ocurra durante el vuelo. Las probabilidades de que ambos motores fallen en un avión bimotor (la mayoría de los aviones comerciales) son menos de uno en mil millones de horas voladas. Estos motores son realmente confiables e inclusive si llegase a ocurrir, hay suficientes esperanzas. El vuelo de Air Transat 236 perdió toda la potencia sobre el océano atlántico y pudo planear de forma segura hasta aterrizar en una pista cercana a 120 km de distancia. No hubo un solo herido. El piloto inclusive tuvo que rodear la pista porque el avión se encontraba muy alto al momento de llegar.

 

cabina-de-avion

 

Los aviones no son tan sucios como parecen

 

Si tu miedo a volar tiene que ver más con esos espacios infestados de gérmenes, hay algunas cosas que deberías saber. Para los principiantes, el sistema de aire de la cabina no está reciclando el aire a través de filtros llenos de gérmenes para luego tirártelo a la cara. Apenas la mitad del aire es reciclado y es filtrado de 20 a 30 veces por hora con filtros HEPA similares a los utilizados en las salas de terapia intensiva.

 

La otra mitad del aire de la cabina es reemplazada cada dos o tres minutos con aire del sistema de suministro incorporado en el avión. Por tanto, tu oficina, tu casa o tu cafetería local estará más viciado que un avión. Si realmente estás preocupado por los elementos en el aire como bacterias, es mejor que te sople aire en la cara a través de los conductos.

 

Las superficies en todo el avión son la verdadera preocupación cuando se trata de gérmenes. La mayoría no son peores que ciertos lugares en tu hogar, como el lavaplatos, el mostrador o los artículos de las mascotas (si tienes una), pero hay algunos puntos que podrías evitarlos. Las bandejas, los botones del baño y las fuentes de agua en los aeropuertos son las zonas con más gérmenes, pero lavándote las manos las veces que puedas, usando alcohol en gel o pañuelos limpiadores además de no tocarte la cara ayudará a evitar que contraigas alguna enfermedad.

 

avion-turbulencia

 

Las turbulencias no son peligrosas y existen formas de reducir las probabilidades de experimentarlas

 

Si existe una cosa que deberías llevarte de todos estos datos es esto: las turbulencias no son una preocupación de seguridad. La turbulencia es, como nos explica el piloto comercial Patrick Smith, un fastidio, pero no un gran peligro para ti o para el avión:

 

Para el propósito que fuera, un avión no puede ser tumbado boca para arriba, arrojado en una espiral o cualquier otra cosa por un pozo de aire. Las condiciones pueden ser molestosas e incómodas, pero el avión no va a estrellarse. La turbulencia es un fastidio para cualquiera, inclusive la tripulación, pero por no llamarlo de otro modo, normal. Desde la perspectiva de un piloto es ordinariamente visto como una cuestión de conveniencia, no una cuestión de seguridad.

 

La razón principal por la que los pilotos evitan las turbulencias es porque son molestosas. Ellos también quieren tomar su café sin derramarse al igual que tú. Piensa en la turbulencia del mismo modo que un camino lleno de baches cuando estás manejando tu auto.

 

Es natural que los movimientos de subida y bajada te hagan sentir incómodo y causen náuseas. Si quieres disminuir las probabilidades de encontrarte con turbulencia, el servicio de meteorología sugiere que intentes reservar tu vuelo tan temprano a la mañana o cercano al atardecer como te sea posible, cuando el sol no está calentando la superficie de la tierra para crear una atmósfera menos estable. Además si puedes seleccionar tu asiento elige uno directamente sobre las alas. Los asientos cercanos a la cola y la nariz experimentan mayor movimiento.

 

Lee más sobre turbulencias:

 

 

 

 


Six Airplane Fact to Cure Your Fear of Flying – LifeHacker

 

Comentarios

comentarios

Osvaldo Fernández

Osvaldo Fernández

Entusiasta de la tecnología y la ciencia, apasionado de los viajes, las culturas, siempre en búsqueda de nuevas experiencias. Me podrás ver andando en bici o corriendo por alguna calle.

Deja un comentario