Skip to main content
Viajar solo a una nueva ciudad, qué hacer y qué no

Viajar solo a una nueva ciudad, qué hacer y qué no

Comparte esta información en: Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on RedditEmail to someone

 

A veces valerte por ti mismo en una nueva gran ciudad yendo sin conocer ni planear mucho puede resultar en una maravillosa experiencia.

 

Pero a veces no es así, está tu seguridad y tu presupuesto al que debes proteger, además de lugares por conocer que no debes perderte. Ir sin un plan puede costarte todo esto y mucho más.

 

Aquí van algunos consejos para la próxima vez que decidas realizar un viaje en solitario a una nueva ciudad.

 

Viajar solo a una nueva ciudad

 

Qué hacer

 

Antes de partir:

 

  • Estudia el mapa antes de salir. Entender que hay hacia arriba y hacia abajo. ¿Está la ciudad organizada en una cuadrícula? ¿Existen puntos de referencia que pueden ser vistas desde cualquier dirección que te sirvan de guía? En Nueva York podrás notar que las calles van de este a oeste mientras que las avenidas corren de norte a sur. En Toronto la torre CN esta cerca de un lago y por lo tanto hacia el sur. Averigua este tipo de información estudiando el mapa y verás que navegar por una nueva ciudad te será más fácil.

 

  • Identifica tus prioridades. Desde libros hasta blogs de viaje, existen tantas formas de hacerlo. Revisa nuestra sección de destinos para aprender sobre los consejos que tenemos en la ciudad de tu elección. Visita el sitio web de la UNESCO y su Lista de Patrimonio Mundial para saber si existe algún sitio natural o cultural de gran importancia cerca de tu destino.  Otro de nuestros favoritos es investigar los paseos turísticos y ver que ofrecen. No hace falta que hagas el paseo, sólo fíjate en el itinerario para ayudarte a decidir las cosas que no quieres perderte. Viator y Urban Adventures son buenos lugares para empezar a buscar.

 

 

  • Busca alojamiento cercano a tus prioridades. Nada mejor que ahorrarte en transporte buscando un alojamiento central a todas las actividades que tienes planeado realizar.

 

  • Entiende el sistema de transporte. Busca el mapa de transporte público y estúdialo. Pueden llegar a ser tan simples como el de Toronto o tan complicados como el de Londres. Descarga las aplicaciones, la mayoría de las ciudades hoy cuentan con aplicaciones dedicadas al transporte público para turistas que te ayudarán con el proceso de llegar fácilmente a tu destino.

 

  • Prepara lo básico que necesitarás para cada viaje. Esto incluye contar con una tarjeta de crédito de reserva para casos de emergencia, seguro de viajero, VPN para proteger tu privacidad al utilizar WiFi público, copias en la nube de todos tus documentos, etc.

 

Cuando llegues a tu destino:

 

  • Toma el transporte público desde el aeropuerto o estación de tren hasta el lugar donde te hospedes. Es una buena forma de ahorrar dinero y aprender a utilizar el transporte público de forma inmediata.

 

  • Haz el check-in o si es muy temprano guarda tu equipaje. Estás con toda la energía del mundo, así que querrás dejar todo ese peso atrás y empezar a recorrer la ciudad en este mismo instante. Pero antes de salir querrás…

 

  • Hablar con el conserje. Conversa con el encargado del hospedaje y pregúntale cuál es la forma más fácil de llegar utilizando el transporte público y hacia dónde te diriges. Guarda una tarjeta con los datos del hotel en caso de que te pierdas y quieras utilizar un taxi o Uber.

 

  • Escucha a los lugareños. A la gente le encanta dar consejos sobre a dónde ir y que conocer. Cuéntales las cosas que quieres experimentar, cuáles son los lugares no tan turísticos pero recomendados. Una vez que se involucren en la conversación empezarás a recibir datos sobre lugares, comidas, eventos que solo una persona del lugar conoce.

 

Qué no hacer

 

  • No planees demasiado. Debes hacerte de tiempo para lo espontáneo e ir con la corriente, es sorprendente la cantidad de cosas que uno experimenta cuando se deja llevar.

 

  • No tomes taxis. Hay tantas cosas que esperan ser vistas o aprendidas que únicamente caminando o tomando el transporte público se logran. Toma un taxi cuando sea de noche y la seguridad sea una preocupación, de lo contrario va despacio y disfruta recorrer por ahí tanto como puedas.

 

  • No te quedes sólo en el centro de la ciudad. Sal del pueblo. Investiga que hay en los suburbios o inclusive más lejos. Un día destinado exclusivamente a ver que hay más allá de la ciudad incrementa tu experiencia de viaje.

 

  • No acompañes a un extraño fuera de los lugares públicos. Esta es una medida de seguridad. Conocerás a mucha gente lo que es divertido pero por tu seguridad, manténte en los lugares públicos.

 

  • No rompas ninguna regla de seguridad que te han enseñado desde chico. No porque estés de vacaciones significa que estas reglas debas dejar de seguirlas. Mantén las reglas de seguridad que te enseñaron tus padres. Son tan importantes en tu casa como en cualquier otro lado del mundo.

 

 


 

Comentarios

comentarios

Osvaldo Fernández

Osvaldo Fernández

Entusiasta de la tecnología y la ciencia, apasionado de los viajes, las culturas, siempre en búsqueda de nuevas experiencias. Me podrás ver andando en bici o corriendo por alguna calle.

Deja un comentario